Breve y en miércoles

En el Encuentro de Leer juntos de Biescas se propuso este cuento de Saki –Héctor Hugh Munro– que, aunque no es muy breve, es interesante, por la influencia que este autor ha tenido en autores como Roald Dahl y por su humor y mordacidad.

James Cushat-Prinkly era un joven que siempre había abrigado la firme
convicción de que un día de estos iba a casarse; y hasta los treinta y cuatro años de
edad no había hecho nada para justificarla. Quería y admiraba a un gran número de
mujeres, en conjunto y desapasionadamente, sin dedicar a una en particular ninguna
consideración matrimonial, lo mismo que uno puede admirar los Alpes sin por ello
querer ser dueño de un pico en concreto. Su falta de iniciativa a este respecto
despertaba cierto grado de impaciencia entre las mujeres románticas del círculo
hogareño. Su madre, sus hermanas, una tía que vivía con ellos y dos o tres comadres
íntimas contemplaban su moroso acercamiento al estado conyugal con una
desaprobación que harto distaba de ser muda. Sus coqueteos más inocentes eran
vigilados con la intensa avidez con que un grupo de foxterriers escrutaría los más
leves movimientos de un ser humano que diera razonables indicios de poder sacarlos
a pasear. (Continuará)

En este pdf se puede encontrar todo el relato de Saki: Té

Información sobre el autor en Wikipedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *