“Call me Ishmael”

Cuentan que tal día como hoy, 18 de octubre,  de 1851,  se publicó una de las grandes obras de la literatura: Moby Dick.

Moby-Dick FE title page

“Llamadme Ishmael. Hace unos años, no importa cuánto hace exactamente, teniendo poco o ningún dinero en el bolsillo, y nada en particular que me interesara en tierra, pensé que me iría a navegar un poco por ahí, para ver la parte acuática del mundo. Es un modo que tengo de echar fuera la melancolía y arreglar la circulación. Cada vez que me sorprendo poniendo una boca triste; cada vez que en mi alma hay un noviembre húmedo y lloviznoso; cada vez que me encuentro parándome sin querer ante las tiendas de ataúdes; y, especialmente, cada vez que la hipocondría me domina de tal modo que hace falta un recio principio moral para impedirme salir a la calle con toda deliberación a derribar metódicamente el sombrero a los transeúntes, entonces, entiendo que es más que hora de hacerme a la mar tan pronto como pueda.

El principal de estos motivos fue la abrumadora idea del gran cetáceo en sí mismo. Tan portentoso y misterioso monstruo despertaba toda mi curiosidad. Además, los desiertos y
lejanos mares por donde revolvía su masa de isla; los indescriptibles peligros sin nombre de la ballena: todas estas cosas, con las maravillas previstas de mil visiones y sonidos patagónicos, contribuyeron a inclinarme a mí deseo.”
166 años para una obra llena de elementos simbólicos, entre otros el de la tripulación, compuesta por hombres que provienen de lugares diversos. Más allá de todas las interpretaciones que se puedan elaborar sobre sus personajes, sus motivaciones o las relaciones que se establecen, la obra parece estar basada en dos sucesos reales, el ataque de un cachalote que el ballenero Essex sufrió en 1820 en Nantucket (Massachusetts) y la noticia sobre un cachalote albino avistado en la isla Mocha (Chile), publicada en 1839 por un oficial de la armada de EEUU de Norteamérica.
Tal vez hoy sea un buen día para iniciar la lectura o para releer los sucedido en la aventura ballenera del Pequod, comandado por el capitán Ahab. O para ver una de las versiones cinematrográficas.
Moby Dick. Herman Melville. Ilustarciones de Fernando Gallego. Libros de arena.

En formato PDF

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *