Breve y en miércoles

31 de octubre, víspera de las celebraciones que recuerdan a los muertos. En todas las culturas hay ritos, mitos y leyendas que intentan dar respuesta a la vida y a la muerte. Dos elementos indisolublemente unidos. El cuento de tradición china que se propone hoy termina con esta sentencia: La muerte de un gigante hizo posible la vida.

La muerte del gigante Pan Ku y el origen de la vida

Al principio sólo existía el Caos encerrado en un enorme huevo negro. Dentro de este huevo estaban las fuerzas femeninas, oscuras y frías, del Yin, y las masculinas, claras y calientes del Yang. Y estas fuerzas crearon a Pan Ku, una especie de gigante peludo que dormía dentro del huevo negro. Pan Ku durmió durante 18.000 años hasta que un día despertó, y al estirarse, lo rompió. De los trozos que quedaron del huevo, la parte oscura y pesada se quedó abajo y formó la tierra,  y la parte ligera y clara flotó y allá arriba formó el cielo. Pan Ku se quedó en medio para impedir que las dos partes se unieran. Se decía que cuando estaba enfadado todo se nublaba.

Pero la tierra y el cielo comenzaron a crecer, y crecieron tanto que Pan Ku no podía casi mantenerlos separados, tanta fuerza hacía para que no se juntasen que se agotó y murió. De cada parte de su cuerpo nació todo lo que ahora forma parte de nuestro mundo: su cuerpo y sus miembros se conviertieron en montañas, su aliento se transformó en el viento y las nubes, su voz en el trueno, un ojo se transformó en el Sol y el otro en la Luna. Sus músculos se transformaron en los campos de labranza, sus lágrimas en los ríos y los mares, su sangre formó el agua, y sus venas, los caminos. Las estrellas, las formaron su pelo y su barba, y la vegetación salió de su piel. Su médula se transformó en la fina lluvia y el rocío. Los seres humanos nacieron de las pulgas y piojos del gigante Pan Ku. La muerte de un gigante hizo posible la vida.

Cuentos populares de la madre muerte. Edición de Ana Cristina Herreros. Siruela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *