Solsticio de invierno

Invierno

Es mediodía. Un parque.
Invierno. Blancas sendas;
simétricos montículos
y ramas esqueléticas.
Bajo el invernadero,
naranjos en maceta,
y en su tonel, pintado
de verde, la palmera.
Un viejecillo dice,
para su capa vieja:
«¡El sol, esta hermosura
de sol!…» Los niños juegan.
El agua de la fuente
resbala, corre y sueña
lamiendo, casi muda,
la verdinosa piedra.                                 Antonio Machado

Termina un trimestre escolar con el solsticio de invierno. Terminamos las entradas en este espacio web con un poema de Antonio Machado y un recuerdo a quienes, en este tiempo de deseos de felicidad, sufren, pierden, mueren… con unos versos de Chambao.

Miles de sombras cada noche trae la marea,
Navegan cargaos de ilusiones que en la orilla se quedan.
Historias del día día, historias de buena gente.
Se juegan la vida cansaos, con hambre y un frío que pela.
Ahogan sus penas con una candela, ponte tu en su lugar,
El miedo que en sus ojos reflejan, la mar se echo a llorar.

Muchos no llegan, se unden sus sueño papeles mojaos
Papeles sin dueño muchos no llegan
Se unden sus sueño papeles mojaos, papales sin dueño.  

De Papeles mojados. Chambao

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *