Para que leas…

Proponemos un libro disco que salió estas navidades con el sello de los Titiriteros de Binéfar: JAUJA. La invitación a leerlo y escucharlo llega de la mano de Paco Bailo, que colabora en la publicación.

Las navidades, entre otras cosas festejables, como que el sol le vaya ganando terreno a la noche y al fresquito, son un tiempo para la sorpresa y el regalo. Y en el pasado diciembre los Titiriteros de Binéfar nos han vuelto a sorprender con un fantástico regalo para la vista, para el oído, para todo el cuerpo e incluso el alma.

Las imágenes son de https://www.lacasadelostiteres.com/

“Jauja”, el título de este discolibro, celebra sus cuatro décadas por los caminos, las calles y las plazas de más de medio mundo y nos vuelve a invitar a la alegría, a la convivencia y a seguir mejorando nuestro entorno para que el planeta lo note. Cuarenta años “armando tinglados”, nos dicen Paco Paricio, Pilar Amorós y todos sus cómplices.

Hilando los temas que nos ofrecen está Rita, una muchacha que encuentra a un titiritero que le dice que las cosas divertidas que ofrece en sus espectáculos las saca de un país: Jauja.

Rita y sus amigos se acercan cantando hasta allí donde saludan a Pinocho, recuerdan a la Iguana y el alcalde, un tal Labordeta, los acoge.  Van reconociendo por la feria a Bob Dylan, a Vainica Doble, a Los Folkloristas de México, a Atahualpa Yupanqui, a José Martí, a Nicolás Guillén y al grupo Quilapayún. Todos ellos les enseñan las canciones y los juegos que se encuentran en el discolibro. Y aprenden una norma: “antes de reírte de alguien, ríete de ti mismo”  

Entre los trece temas hay tonadas que se han hecho populares como (Guantanamera/ La bamba/ Alirongo), versos (La muralla,  Duerme, negrito), canciones de corro (Calle 24). Y como en todas las obras de Los Titiriteros una gran sensibilidad y respeto, amor por lo cercano (La feria de Biescas, Meditaciones de Severino el Sordo) y buen humor (Pobrecito Satanás, La iguana). Y hasta un clásico de Bob Dylan: “Animals” (la mujer puso nombre a los animales).

Una herramienta más para las familias, para los centros educativos y de ocio, para las bibliotecas. Tanto en las ilustraciones como en los textos encontramos guiños a la realidad actual: uso de la tecnología, papel de las mujeres, cuidados de abuelas y abuelos, aprecio a quien tenemos al lado, riqueza de lo diferente, cuidado del medioambiente, comercio cercano.

Unas notas finales nos dan pistas sobre la historia de cada tema, con referencias a escritores, pensadoras, intérpretes, científicos y algunas etimologías que ayudan a entender mejor las palabras con las que creamos el pensamiento.

Los textos son de Paco Paricio y Paco Bailo, las sugerentes ilustraciones de Rebeca Luciani y el diseño y maquetación de Betania Zacarías

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *