Para que leas… Rafael Sánchez Ferlosio

Rafael Sánchez Ferlosio falleció el pasado lunes, 1 de abril, a los 91 años de edad en Madrid

(De una entrevista el 18-1-2017. El Confidencial. Daniel Arjona. Actualizado
https://bit.ly/2D2Kgqz ):

P. A su padre, Rafael Sánchez Mazas, le gustaba mucho el ‘Alfanhuí’, suele contar.

R. El ‘Alfanhuí’ sí le gustaba. Bueno, es que el ‘Alfanhuí’ lo salvo. Es mi única novela verdadera porque es un libro escrito con espontaneidad, sin pretensiones. Se lo leía a mis padres y a mi hermano mayor en casa y les entusiasmaba. Se divertían muchísimo.

P. ¿Carmen Martín Gaite y usted ejercían la crítica literaria el uno con el otro?

R. Sí. El mejor libro que escribió Carmen fue ‘El proceso de Macanaz’. Ahí investigó y encontró cosas bastante interesantes.

“Es verdad que la estupidez ha aumentado muchísimo, se encuentra por todas partes. Fíjese por ejemplo en todas esas doctrinas del pensamiento positivo”

Rafael Sánchez Ferlosio era hijo del escritor Rafael Sánchez Mazas, uno de los ideólogos del falangismo y de la italiana Liliana Ferlosio. Nació en Roma el 4 de diciembre de 1927, donde su padre era corresponsal del diario ABC. Era hermano del filósofo y matemático Miguel Sánchez-Mazas Ferlosio y del poeta y cantante Chicho Sánchez Ferlosio. Ha sido novelista, ensayista, gramático y lingüista perteneciente a la denominada generación de los años 50. Recibió el Premio Cervantes en 2004 y el Premio Nacional de las Letras Españolas en 2009. Debe su fama a sus novelas de juventud El Jarama e Industrias y andanzas de Alfanhuí y en las últimas décadas a su obra ensayística, Babel contra Babel (2017).

En 1950 se hizo novio de la escritora Carmen Martín Gaite, a quien había conocido en la universidad. Se casaron en1953 y terminaron separándose en 1970. Juntos tuvieron un hijo, Miguel, nacido en 1954 que moriría de meningitis poco antes de cumplir los ocho meses; y dos años después una hija, Marta, que falleció en 1985 a la edad de veintinueve años. Junto a autores como Ignacio Aldecoa, Jesús Fernández Santos, la propia Martín Gaite y Alfonso Sastre, fue fundador y colaborador de la Revista Española.

Contribuyó a la corriente neorrealista con una de las obras más significativas de la literatura española de la posguerra: El Jarama (1955), aunque su primera novela fue Industrias y andanzas de Alfanhuí (1951), narración fantástica sobre un niño que deja de ir a la escuela después de escribir en un alfabeto ininteligible y que va componiendo su propia realidad a través de extrañas andanzas que lo alejan de la órbita de la norma y el castigo.

“Digo la tara, y no me entiende nadie; digo la tara y la rejama, y ya me entienden muchos; digo por fin la tara y la rejama, el tomero y el romillo y veo que me entienden todos. El injusto poder de convicción de los sistemas viene del hecho –por lo demás, epistemológicamente necesario- de que el cerebro humano sea tan inercialmente, tan formalísticamente, analógico y combinatorio”

II. DONDE SE CUENTA CÓMO AQUEL NIÑO SE ESCAPÓ DE SU CUARTO Y LA AVENTURA QUE TUVO

Aquel cuarto era el más feo de la casa y allí había ido a parar también el gallo de veleta, abrazado a su tizón. Un día el niño se puso a hablar con él, y el pobre gallo, con la boca torcida, le dijo que sabía muchas cosas, que lo librara y se las enseñaría. Entonces hicieron las paces y el niño le sacó el carbón y lo enderezó. Y se pasaban el día y la noche hablando, y el gallo, que era más viejo, enseñaba, y el niño lo escribía todo en el rasgón de camisa. Cuando venía la madre, el gallo se escondía porque no querían que ella supiera que un gallo de veleta hablaba.     De Industrias y andanzas de Alfanhuí.

(Rafael Sánchez Ferlosio, Vendrán más años malos y nos harán más ciegos, 1993)

https://bit.ly/2UqYmMa. El Periódico. 2 de enero de 2017

https://bit.ly/2D2Kgqz  El país. 4 de abril. 2019

https://bit.ly/2OF7Sps ABC. 2 de abril de 2019

https://bit.ly/2VeKyBC. La Vanguardia. 2 de abril de 2019

https://es.wikipedia.org/wiki/Industrias_y_andanzas_de_Alfanhu%C3%AD

Gracias a Paco Bailo por recordar la figura literaria de Rafael Sánchez Ferlosio con este artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *