Archivos de la categoría Leer juntos

Leer juntos en Biescas

El Pirineo oscense acogió el tercero de los encuentros de Leer juntos programados: Biescas, en el Valle de Tena, recibió a los participantes con un sol espléndido. El grupo de Leer juntos del Colegio de Biescas (CRA Alto Gállego) , la Biblioteca Municipal, el Ayuntamiento y el CIFE de Sabiñánigo trabajaron con el Servicio Provincial de Educación y la DG de Innovación, Equidad y Participación para preparar la jornada.

Cartel realizado por Silvia Plasín

Sigue leyendo Leer juntos en Biescas

Breve y en miércoles

En el Encuentro de Leer juntos de Biescas se propuso este cuento de Saki –Héctor Hugh Munro– que, aunque no es muy breve, es interesante, por la influencia que este autor ha tenido en autores como Roald Dahl y por su humor y mordacidad.

James Cushat-Prinkly era un joven que siempre había abrigado la firme
convicción de que un día de estos iba a casarse; y hasta los treinta y cuatro años de
edad no había hecho nada para justificarla. Quería y admiraba a un gran número de
mujeres, en conjunto y desapasionadamente, sin dedicar a una en particular ninguna
consideración matrimonial, lo mismo que uno puede admirar los Alpes sin por ello
querer ser dueño de un pico en concreto. Su falta de iniciativa a este respecto
despertaba cierto grado de impaciencia entre las mujeres románticas del círculo
hogareño. Su madre, sus hermanas, una tía que vivía con ellos y dos o tres comadres
íntimas contemplaban su moroso acercamiento al estado conyugal con una
desaprobación que harto distaba de ser muda. Sus coqueteos más inocentes eran
vigilados con la intensa avidez con que un grupo de foxterriers escrutaría los más
leves movimientos de un ser humano que diera razonables indicios de poder sacarlos
a pasear. (Continuará)

En este pdf se puede encontrar todo el relato de Saki: Té

Sigue leyendo Breve y en miércoles

Para que leas… (56)

Un poema y tres relatos

Seguimos recordando a Gloria Fuertes

Habla del lápiz con la goma de borrar

El lápiz:

-Yo soy el rey de la escritura.

La goma:

-No seas tan presumido, criatura.

Si no es por mí, cuando te equivocas,

yo te evito el cero

-dijo la goma al lapicero-.

El lápiz:

-Yo hago los deberes y dibujo niños con flores y gorro.

La goma:

-Y cuando te equivocas

yo la falta borro.

Cuendo te equivocas

siempre estoy dispuesta,

bien utilizada.

A ti se te rompe la punta

y no vales nada.

Sigue leyendo Para que leas… (56)