Archivo de la categoría: Para que leas

Para que leas…

Proponemos un libro disco que salió estas navidades con el sello de los Titiriteros de Binéfar: JAUJA. La invitación a leerlo y escucharlo llega de la mano de Paco Bailo, que colabora en la publicación.

Las navidades, entre otras cosas festejables, como que el sol le vaya ganando terreno a la noche y al fresquito, son un tiempo para la sorpresa y el regalo. Y en el pasado diciembre los Titiriteros de Binéfar nos han vuelto a sorprender con un fantástico regalo para la vista, para el oído, para todo el cuerpo e incluso el alma.

Las imágenes son de https://www.lacasadelostiteres.com/

“Jauja”, el título de este discolibro, celebra sus cuatro décadas por los caminos, las calles y las plazas de más de medio mundo y nos vuelve a invitar a la alegría, a la convivencia y a seguir mejorando nuestro entorno para que el planeta lo note. Cuarenta años “armando tinglados”, nos dicen Paco Paricio, Pilar Amorós y todos sus cómplices.

Hilando los temas que nos ofrecen está Rita, una muchacha que encuentra a un titiritero que le dice que las cosas divertidas que ofrece en sus espectáculos las saca de un país: Jauja.

Rita y sus amigos se acercan cantando hasta allí donde saludan a Pinocho, recuerdan a la Iguana y el alcalde, un tal Labordeta, los acoge.  Van reconociendo por la feria a Bob Dylan, a Vainica Doble, a Los Folkloristas de México, a Atahualpa Yupanqui, a José Martí, a Nicolás Guillén y al grupo Quilapayún. Todos ellos les enseñan las canciones y los juegos que se encuentran en el discolibro. Y aprenden una norma: “antes de reírte de alguien, ríete de ti mismo”  

Entre los trece temas hay tonadas que se han hecho populares como (Guantanamera/ La bamba/ Alirongo), versos (La muralla,  Duerme, negrito), canciones de corro (Calle 24). Y como en todas las obras de Los Titiriteros una gran sensibilidad y respeto, amor por lo cercano (La feria de Biescas, Meditaciones de Severino el Sordo) y buen humor (Pobrecito Satanás, La iguana). Y hasta un clásico de Bob Dylan: “Animals” (la mujer puso nombre a los animales).

Una herramienta más para las familias, para los centros educativos y de ocio, para las bibliotecas. Tanto en las ilustraciones como en los textos encontramos guiños a la realidad actual: uso de la tecnología, papel de las mujeres, cuidados de abuelas y abuelos, aprecio a quien tenemos al lado, riqueza de lo diferente, cuidado del medioambiente, comercio cercano.

Unas notas finales nos dan pistas sobre la historia de cada tema, con referencias a escritores, pensadoras, intérpretes, científicos y algunas etimologías que ayudan a entender mejor las palabras con las que creamos el pensamiento.

Los textos son de Paco Paricio y Paco Bailo, las sugerentes ilustraciones de Rebeca Luciani y el diseño y maquetación de Betania Zacarías

Para que leas…

En este Para que leas… que hubiera querido salir el 1 de febrero, proponemos dos historias de madres, hijos e hijas con mucho contenido. Diez cerditos luneros Mamá adivina, vienen desde Ediciones Ekaré. 

Las dos tienen en común un argumento en torno a situaciones cotidianas, familiares, además de una buena dosis de humor. Con ilustraciones de estilo muy diferente, sin embargo, van más allá del texto, nos aportan más elementos textuales que los propios de la palabra escrita. Leamos estos libros de principio a fin, desde la portada, no tienen desperdicio.

Diez cerditos luneros

La luz de la luna llena

baña la noche serena

y ha embrujado a diez cerditos

con su magia de hada buena.

Como mamá se ha dormido,

sus cerditos han querido

gozar de la luna llena

y, ¡zas!, se han escabullido.

…/… El texto continúa, pero estos primeros versos ya nos dan una idea de que estos cerditos van a salir de casa a disfrutar de la aventura que propicia una noche de luna llena.

Diez cerditos luneros. Lindsay Lee Johnson. Ilustraciones de Carll Cneut. Ediciones Ekaré

Rosa Berniz, bibliotecaria de Ballobar (Huesca), presentando Diez cerditos luneros, en la tertulia de Leer juntos Infantil y Leer juntos.

Mamá adivina. Yolanda De Sousa. Ilustraciones de Luisa Uribe. Ediciones Ekaré.
¿Quién encuentra los objetos más insospechados que se pierden en las casas?. Ahí están esas madres, estupendas adivinas…

Para que leas… 30 de enero

En un nuevo Día escolar de la no violencia y de la paz, proponemos la lectura de dos libros, La guerra de Catherine, obra ganadora del Premio al mejor cómic juvenil del Festival de Angoulême 2018 (https://archives.bdangouleme.com/1234,1234,palmares-officiel-2018), y Un saco de canicas, con el visionado de la película, basada en este libro, Una bolsa de canicas. Estas obras tienen elementos comunes: estar basadas en hechos reales, los jóvenes protagonistas de origen judío, la Segunda guerra mundial en Francia, el paso por las escuelas o internados que se crearon durante esa época para acogerlos, el esfuerzo por sobrevivir en la peripecia del viaje…

La guerra de Catherine / La guerre de Catherine, está escrita por Julia Billet e ilustrada por Claire Fauvel. En la edición francesa la ha publicado Rue de Sèvres y en castellano, la editorial Astronave.

La historia transcurre durante la Segunda guerra mundial, en una de las escuelas que se crearon en Francia para acoger a niños y niñas durante este difícil periodo bélico, la Casa de Sèvres, y está basada en hechos y personas reales. En estos centros de acogida vivieron niños y niñas judíos que tuvieron que cambiar su identidad para salvar la vida. Ese es el caso de Rachel, la protagonista, quien pasará a llamarse Catherine Colin (pg. 36). En la sinopsis del libro que hace la editorial se puede leer:
“Los padres de Rachel la dejan en la Maison de Sèvres, una escuela cerca de París en la que se refugian niños judíos durante la Segunda Guerra Mundial. Allí descubrirá su pasión por la fotografía.
Con la ocupación de París, la escuela tampoco es un lugar seguro, así que Rachel deberá cambiar de nombre y huir. Ayudada por una red de la resistencia, recorrerá Francia yendo de un sitio a otro, siempre con su cámara de fotos.
Rachel creará su reportaje de la guerra retratando la resistencia, esos héroes anónimos que arriesgan sus vidas para salvar las de los demás y gracias a los cuales Rachel podrá ser, al fin, una mujer libre. “

En las citas que van apareciendo a pie de página y al terminar la historia ilustrada se encuentran las referencias a los hechos reales, a partir de los cuales se ha compuesto: “Gaviota y Pingüino existieron sin lugar a duda; ellos fueron los pioneros de una pedagogía, todavía hoy revolucionaria, en la casa de Sèvres.” “Mi madre fue una de esas niñas escondidas que ellos salvaron, con la ayuda de la red de la OSE”. “Esta historia se inspira, pues, en hechos reales, en presonajes que existieron y a quien es de justicia rendir homenaje”.

Una historia bien contada, por sus textos, sus imágenes, las referencias de los colores, la tipografía… La lectura del texto y de la imagen requieren del esfuerzo de quien lee, y eso también la hace interesante.

La autora, aún partiendo de los recuerdos de su madre, reconoce que se “ha tomado mucha libertad para reinterpretar la realidad”. Y termina con estas palabras:

“Una ficción que sirve para recordar que, aún cuando los lobos le aúllan a la muerte, las mujeres y los hombres se mantienen fieles a la humanidad”.

El libro: Un saco de canicas. Joseph Joffo. Debolsillo

” El peluquero Joffo, un honrado judío establecido en el París ocupado por los nazis, decide dispersar a su familia para evitar el cruel y posible destino que les espera. Sus hijos, Joseph (el autor de esta obra) y Maurice tienen, a sus diez y doce años, que sobrevivir solos en un universo desquiciado, en el que la barbarie, la amistad, la picaresca y, sobre todo, el miedo, imponen una sola ley: la supervivencia. ” (https://www.megustaleer.com/libros/un-saco-de-canicas/MES-007356.  Los protagonistas deben recorrer Francia de norte a sur, intentando salvar la vida, intentando reencontrarse con el resto de la familia.

La película: Una bolsa de canicas / Un sac de billes.
Christian Duguay (https://www.filmaffinity.com/es/film681417.html)

Siempre nos quedará Lolo

He dedicado alguno de mis libros a negar la existencia de la literatura infantil. Reconozco que he sido intransigente y radical al respecto. No obstante, siempre he creído -y expresado también públicamente- que los niños, como los adultos, necesitan libros.

Estas son palabras de Lolo Rico en su libro Cómo hacer que tus hijos lean. Análisis y recetas, publicado en 2003 por Alfaguara. En este libro también escribre sobre la televisión y el cine, espacios en los que, junto a la radio, trabajó durante años, como guionista, creadora o directora. Dola, Dola, tira la bola, fue un programa de los años 70 que se emitía por Radio Nacional. En Televisión trabajó en La casa del reloj y Un globlo, dos globos, tres globos, en el que, entre otros colaboradores, participó Gloria Fuertes. En el año 1981 crea y dirige La cometa blanca, y entre 1984 y 1988, La bola de cristal, de todos los citados el que probablemente más repercusión tuvo. Estos programas dedicados al público infantil y juvenil, pese a ser premiados en numerosas ocasiones, sufrieron la censura de los últimos años de la dictadura y los primeros de la transición democrática.

https://elpais.com/elpais/2017/07/

En Cómo hacer que tus hijos lean, escribía: La televisión nos entrega con frecuencia a imágenes creadas por otros que nos imponen una realidad uniforme y estereotipada, impidiéndonos que nos comprometamos con ella. La lectura nos obliga a posicionarnos. Hay que aprender a ver la televisión cuando no hay nada mejor que hacer y el programa interesa verdaderamete. Menores y mayores. Niños y adultos. (pg. 163)

Como gran conocedora del mundo audiovisual, publicó numerosos artículos en revistas sobre cómo educar para enfrentarse a la televisión y al cine. Su libro Televisión, fábrica de mentiras, publicado por Espasa Calpe, sigue siendo un texto importante para la reflexión (aunque esté fuera de catálogo).

El cine, sobre todo el clásico, puede conducir al libro, además de facilitar el diálogo entre padres e hijos si las películas, bien seleccionadas, las ven juntos. (opus cit. pg. 163)

Con Villar Arellano Yanguas, responsable de CIVICAN, publicó Filmoteca infantil (Civican – Fundación Caja Navarra 2010), una selección de películas y series para niños y niñas de 3 a 12 años.

El trabajo y la obra de Lolo Rico ha relacionado siempre a pequeños y mayores, partiendo de su experiencia personal como madre y abuela. En noviembre de 2003 participó en el encuentro “Leer en casa. Espacio privado. Espacios públicos” organizado por la Fundación Germán Sánchez Ruipérez en Madrid, jornadas en las que también participaron responsables de Leer juntos. A partir de ese momento mostró interés por el programa y, en diversas ocasiones, Lolo fue invitada a participar en encuentros de Leer juntos, pero por distintos motivos no pudo ser. Sin embargo, nos quedarán sus propuestas, su libertad de expresión, sus ideas siempre estimulantes, siempre abiertas al debate, la reflexión, la crítica de la realidad, a través de Castillos de arena, Si tu hijo te pide un libro, Cómo hacer que tus hijos lean, Filmoteca infantil, etc, etc.

En Dialnet se puede obtener la referencia de sus publicaciones: https://dialnet.unirioja.es/

Recuperamos en este sencillo artículo de homenaje y recuerdo a Lolo una entrevista publicada en 2015 en la Hemeroteca Digital de El Salto por Izaskun Sánchez Aroca (8/6/2015), en el que habla de televisión, literatura infantil y educación. “Ni la cultura tiene que ser un ladrillo ni la distracción una frivolidad”

Ayer, 22 de enero, Montserrat Galceran, publicaba en El Salto, el obituario A la memoria de Lolo Rico, fallecida el 19 de enero: “ Se ha dicho que Lolo trataba a los niños como adultos, les invitaba a pensar por sí mismos, a implicarse en la historia y a aguantar la respiración mientras se desarrollaba la intriga. Les animaba a leer. Fue famoso el spot: “Tienes 15 segundos para imaginar algo; si no se te ha ocurrido nada, es que ves demasiado la tele”.

En 2015 se realizó el documental La mirada no inventada sobre su vida y obra. Esta y otras referencias se pueden encontrar en https://es.wikipedia.org/wiki/Lolo_Rico

Para que leas…

Un poema y una novela. El poema, No quiero que te vayas dolor, es de Pedro Salinas, algunos de sus versos forman parte de Biografía de un cuerpo, la novela de Mónica Rodríguez, último premio Gran Angular de la editorial SM.

No quiero que te vayas dolor

No quiero que te vayas
dolor, última forma
de amar. Me estoy sintiendo
vivir cuando me dueles
no en ti, ni aquí, más lejos:
en la tierra, en el año
de donde vienes tú,
en el amor con ella
y todo lo que fue.
En esa realidad
hundida que se niega
a sí misma y se empeña
en que nunca ha existido,
que sólo fue un pretexto
mío para vivir.
Si tú no me quedaras,
dolor, irrefutable,
yo me lo creería;
pero me quedas tú.
Tu verdad me asegura
que nada fue mentira.
Y mientras yo te sienta,
tú me serás, dolor,
la prueba de otra vida
en que no me dolías.
La gran prueba, a lo lejos,
de que existió, que existe,
de que me quiso, sí,
de que aún la estoy queriendo. En La voz a ti debida. Pedo Salinas. Alianza Editorial

Pedro Salinas. Cervantes.es

Biografía de un cuerpo. Mónica Rodríguez. SM

Este libro, premiado con el Gran Angular 2018 de la editorial SM,  tiene dos líneas argumentales bien imbricadas, la historia del joven Marcos estudiante de danza, y la vida de Nijinsky, uno de los mejores bailarines de la historia. Marcos es el hilo conductor a través del cual descubrimos las dos vidas que tienen paralelismos, en parte por el sobrenombre de “Nijinsky” con el que el padre denomina al niño desde que comenzó a tener habilidades para bailar.

El desasosiego del paso de la adolescencia a la juventud, la búsqueda de la identidad, la necesidad de tomar las propias decisiones frente a los deseos familiares, las dificultades para expresar los sentimientos, el dolor, el amor, la locura… aparecen en esta novela narrada en primera persona.

Mónica Rodríguez indaga en los sentimientos y reacciones de los jóvenes a los que, indudablemente, les afectan las situaciones personales, físicas, familiares, escolares, de relación con sus compañeros, aunque no siempre saben, quieren o pueden expresarlas, lo que hace que se generen situaciones y malos entendidos que provocan angustia, dolor y decisiones irracionales.

Historia contada con contención y emoción, que tiene otros elementos añadidos que le dan interés: las referencias poéticas y el acercarmiento a la vida del bailarín Vaslav Nijinsky – el dios de la danza- a través de las obras escritas sobre su vida desde distintos puntos de vista, que hacen ver cómo una aparente realidad puede ser interpretada de maneras diversas. (Nijinsky en el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música)

Twiter: @Bibliojoven

Mónica Rodríguez participó el pasado 24 de octubre, en Huesca, en dos tertulias con alumnado de primaria que participa en el Club Planeta lector de las Bibliotecas Municipales de la ciudad, y con alumnado de secundaria, en esta última para hablar sobre Biografía de un cuerpo. Este acto se celebró en la sala azul del Casino de Huesca.

La autora recibió el año pasado el Premio Cervantes chico 2018 en su vigésimo segunda edición , como reconocimiento a su trayectoria como escritora.

Para que leas… desde el CEIP Parque Europa de Utebo

Muchas gracias al CEIP Parque Europa de Utebo (Zaragoza) por compartir sus recomendaciones de lectura que se enmarcan dentro de su proyecto “Leemos… sin ningún género de dudas”. En la carta que han enviado a las familias dicen: queremos poner la mirada en la igualdad de todas las personas de nuestra comunidad educativa. Y eso pasa por visibilizar a todos los colectivos, en esta ocasión al violeta, a las mujeres. Os proponemos seguir leyendo… sin ningún género de dudas, y que en la lista de peticiones de esa carta a Papá Noel y a Los Reyes Magos, que seguramente ya estaréis escribiendo, aparezca algún libro. En las recomendaciones literarias de este curso tenemos poesía, historias de hombres y mujeres, de niños y niñas, y mucho más. Algunos ya los conocéis y otros los conoceréis a lo largo del curso.

Las recomendaciones se pueden encontrar en el Blog del CEIP Parque Europa y en su Facebook

También han enviado las cartas para los diferentes ciclos.