Archivo de la etiqueta: Día escolar de la no violencia y de la paz

Para que leas… por la paz

Tercera entrega de Para que leas… por la paz. Recursos de cine, Recursos de lectura y ahora:

Recursos de música: “Haya paz”

Algunas letras, varios vídeos

Guerra mundial, J. Sabina. De “Ruleta rusa”

Malas noticias en la radio
ya viene dicen los diarios,
con solo apretar un botón
el kiosco va a hacer explosión.
Cuidado ya está aquí la Tercera Guerra Mundial.
Muy pronto va a estallar la Tercera Guerra Mundial.
Los azules culpan a los negros,
los verdes a los amarillos.
Los rojos gritan: “¡me defiendo!”
los verdes dicen: “yo no he sido”.
Y mientras tanto tú, cambiando de champú.
Cuando va a estallar la Tercera Guerra Mundial.
Cuidado ya está aquí la Tercera Guerra Mundial.
Muy pronto va a estallar la Tercera Guerra Mundial.
Los políticos estrechan sus manos,
los generales brindan con champan,
y tu llorando porque tu amor te ha dejado,
o haciendo régimen para adelgazar.
¿Qué ganas con ahorrar?
si vamos a volar.
Por los aires en la Tercera Guerra Mundial.
muy pronto va a estallar la Tercera Guerra Mundial.
Cuidado ya está aquí la Tercera Guerra Mundial.
Muy pronto va a estallar la Tercera Guerra Mundial.

https://www.youtube.com/watch?v=QsA2PDT1FZs

Sigue leyendo Para que leas… por la paz

Breve y en lunes

Gianni Rodari unió en sus cuentos la teoría de la Gramática de la fantasía y la de construir un mundo mejor.

El PAIS SIN PUNTA

Juanito Pierdedía era un gran viajero. Viaja que te viaja, llegó una vez a un pueblo en que las esquinas de las casas eran redondas y los techos no terminaban en punta, sino en una suave curva. A lo largo de la calle corría un seto de rosas, y a Juanito se le ocurrió ponerse una en el ojal. Mientras cortaba la rosa estaba muy atento para no pincharse con las espinas, pero enseguida se dio cuenta de que las espinas no pinchaban; no tenían punta y parecían de goma, y hacían cosquillas en la mano.

-Vaya, vaya -dijo Juanito en voz alta.

De detrás del seto apareció sonriente un guardia mu-nicipal.

-¿No sabe que está prohibido cortar rosas?
– Lo siento, no había pensado en ello.
– Entonces pagará sólo media multa – dijo el guardia, que con aquella sonrisa bien habría podido ser el hombrecillo de mantequilla que condujo a Pinocho al País de los Tontos.

Juanito observó que el guardia escribía la multa con un lápiz sin punta, y le dijo sin querer:
– Disculpe, ¿me deja ver su espada?
-¡Cómo no! -dijo el guardia.
Y, naturalmente, tampoco la espada tenía punta.
-¿Pero qué clase de país es éste? – preguntó Juanito.
– Es el País sin punta – respondió el guardia, con tanta amabilidad que sus palabras deberían escribirse todas en letra mayúscula.
– ¿Y cómo hacen los clavos?
– Los suprimimos hace tiempo; sólo utilizamos goma de pegar. Y ahora, por favor, déme dos bofetadas. Juanito abrió la boca asombrado, como si hubiera tenido que tragarse un pastel entero.
– Por favor, no quiero terminar en la cárcel por ultraje a la autoridad. Si acaso, las dos bofetadas tendría que recibirlas yo, no darlas.
– Pero aquí se hace de esta manera – le explicó amablemente el guardia-. Por una multa entera, cuatro bofetadas, por media multa, sólo dos.
-¿Al guardia?
– Al guardia. – Pero esto no es justo; es terrible.
– Claro que no es justo, claro que es terrible – dijo el guardia -. Es algo tan odioso que la gente, para no verse obligada a abofetear a unos pobrecillos inocentes, se mira muy mucho antes de hacer algo contra la ley. Vamos, déme las dos bofetadas, y otra vez vaya con más cuidado.
– Pero yo no le quiero dar ni siquiera un soplido en la mejilla; en lugar de las bofetadas le haré una caricia.

– Siendo así – concluyó el guardia-, tendré que acompañarle hasta la frontera.

Y Juanito, humilladísimo fue obligado a abandonar el País sin punta. Pero todavía hoy sueña con poder regresar allí algún día, para vivir del modo más cortés, en una bonita casa con un techo sin punta.

El país sin punta es un relato de Cuentos por teléfono, editado por Juventud.

Para que leas… 46 (Día Escolar de la No violencia y de la Paz)

Estamos a las puertas de la celebración del Día Escolar de la No violencia y de la Paz.

Esta iniciativa, promovida por Llorenç Vidal, se desarrolla desde 1964 para recordar a Mahatma Ghandi que fue asesinado un 30 de enero de 1948.

Portrait Gandhi

(wikipedia)

Este Para que leas… 46 lo dedicamos a algunas consecuencias de las guerras: las migraciones, personas que huyen de sus lugares de origen escapando de la persecución por sus ideas, la muerte, el hambre, la destrucción… y no siempre encuentran el refugio adecuado en su viaje, a veces, a ninguna parte.

Sigue leyendo Para que leas… 46 (Día Escolar de la No violencia y de la Paz)

Para que leas… 17

Para conmemorar el Día Escolar de la No violencia y de la Paz

Este día se celebra para recordar la muerte de Mahatma Gandhi, asesinado un 30 de enero de 1948. “Es una jornada educativa no gubernamental fundada en España en 1964 por el poeta y pacifista mallorquín Llorenç Vidal como punto de partida y de apoyo para una educación no-violenta y pacificadora de carácter permanente”. (Wikipedia)

Un poema

MANOS A LA OBRA

BASTA CON UNA MANO PARA MATAR.

NECESITAMOS DOS PARA ACARICIAR,

DOS PARA APLAUDIR,

TODAS LAS MANOS DEL MUNDO

PARA LA PAZ.

Garra de la guerra. Gloria Fuertes. Sean Mackaoui. Editorial Media Vaca

gloria fuertes

Una historia para leer con pequeños y pequeñas

Flon-Flon y Musina son amigos, muy amigos. Viven el uno al lado de la otra. Pero un día llega la guera y una alambrada les separa…

Esta historia contada con sencillez y ternura por Murawska Elzbieta, plantea la dureza de la guerra y sus consecuencias.

Flon-Flon y Musina. Elzbieta. SM

flon flon

Artículo de Marcela Carranza sobre el libro en :Imaginaria - Revista quincenal sobre literatura infantil y juvenil