LA INFANCIA COMO ANTORCHA EN EL SUBTERRÁNEO

Lo mató la vida muy pronto.

Se apagó el fuego que alumbraba

las pupilas del niño triste

cuando mordía una manzana,

acariciaba una mascota

o leía cuentos de hadas.

Pero su fuego sigue ardiendo

en mis victoriosas mañanas,

tantos años después, y alumbra

la noche oscura de mi alma.

                                                                                                               libro lac

El Minsterio de Educación, Cultura y Deporte concedió el pasado lunes el Premio Nacional de Poesía 2015 a Luis Alberto de Cuenca por el libro

CUADERNO DE VACACIONES. Colección Palabra de Honor. Visor Poesía

lacuenca

Imagen de la Agencia EFE

«La poesía era la cenicienta, pero se lee mucho más de lo que parece» (Entrevista en ABC.es)

Para que leas… 4

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
23 × 10 =