Hoy dedicamos este espacio a la reflexión que Gloria Durban, bibliotecaria de la Escola del Clot, hizo el pasado 1 de octubre en su blog:

bibliotecaescolar.info

Mi foto

A partir de la pregunta,

¿Pueden las bibliotecas escolares intervenir en los procesos de cambio y transformación educativa que precisa la escuela?

plantea la interesante cuestión del lugar que ocupa la biblioteca escolar en los procesos de cambio educativo iniciados en Catalunya, pero que podríamos circunscribir a otras comunidades autónomas.

Recogemos algunos de los párrafos y en el enlace se puede encontrar el artículo completo.

Gloria Durban en: http://bibliotecaescolarinfo.blogspot.com.es/2016/10/pueden-las-bibliotecas-escolares.html

Los sistemas educativos han de sufrir cambios significativos en un futuro próximo. Esta revolución ya está sucediendo en lugares específicos donde se ha empezado a experimentar enfoques pedagógicos nuevos y propuestas diversas de organización de los tiempos y espacios escolares […]

En este contexto de cambio…¿cómo se presenta la biblioteca escolar? ¿Qué lugar ocupa? Resulta que no está descrita. No se contempla. Se propone el trabajo por proyectos pero no se considera la biblioteca como espacio para realizarlos, ni como centro de recursos. Solo en las actividades de lectura hay alguna referencia  a la biblioteca, pero importan más los itinerarios lectores que el espacio donde leer o encontrar los libros. Entonces… ¿cómo puede la biblioteca de un centro escolar intervenir en los procesos de cambio y transformación educativa que precisa la escuela?

La biblioteca escolar tiene potencial para hacerlo, pero debería adaptarse al cambio. Hay que moverse. Pero… ¿cómo? ¿Hacia dónde? Hay que adaptarse a una nueva situación dentro de la organización de los aprendizajes y en el modelo organizativo de centro […]

En este contexto, se trata de considerar a la biblioteca escolar como un instrumento facilitador del desarrollo de determinados elementos que son esenciales para el proceso de transformación que ha de abordar la escuela.

Ya no podemos argumentar la utilidad de la biblioteca en un centro escolar desde las funciones que el modelo tradicional le atribuye (fomento de la lectura, formación en destrezas informacionales, mediación en los recursos…) para dar apoyo al proyecto educativo de centro.  Si realmente lo que queremos es articular la incorporación del uso de las bibliotecas a las dinámicas de los centros hay que plantear otra estrategia para su implementación.  Lo que deberíamos es argumentar su utilidad desde su valor como instrumento pedagógico […]


Este es el gesto de cambio que va a permitir a las bibliotecas escolares adaptarse y sobrevivir en el sistema educativo. Se trata de actuar desde dentro de la escuela.
Si no avanzan en esta dirección, si no se adaptan a esta realidad, es probable que las bibliotecas escolares tal y como las hemos pensamos hasta ahora, entren en extinción. Estamos ante la posibilidad de construir un nuevo relato más sencillo y con menos expectativas. Una nueva representación de lo que es una biblioteca escolar. Las bibliotecas escolares han de ser unas infraestructuras bibliotecarias más útiles pedagógicamente, por lo que han de ser más simples en su gestión. No se trata de romper con el modelo existente sino de presentar una actualización. […] Si han funcionado, si están funcionando determinadas bibliotecas escolares es porque en ellas se conjuran diversas coyunturas que lo facilitan: como la corresponsabilidad docente o proyectos de lectura compartidos por la comunidad educativa. Porque estos elementos sí que son claves de éxito para la biblioteca escolar.


Ahora no es momento de lamentaciones ante las carencias. Lo que importa es determinar cómo las bibliotecas escolares se incluyen en el contexto organizativo de la docencia y en las dinámicas relaciones de la comunidad educativa.
[…]

Empecemos a construir discurso sobre ello.

Va de bibliotecas (escolares) 4

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
25 × 7 =